Gimnasia Fitness
 
Ergometro – Maquinas Deporte
Aparatos Gimnasia


noviembre 2017
L M X J V S D
« may    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  

Equilibrio hídrico del organismo

Para que no se produzca deshidratación, la ingesta de agua debe compensar las pérdidas. En la ilustración se muestran el consumo y las pérdidas normales diarias para un adulto que vive en un clima templado. Las pérdidas por el sudor dependen del clima y del nivel de actividad física de la persona. Si en una situación dada se producen grandes pérdidas por el sudor, debe aumentarse la ingesta para reponerlas.
Un corredor de maratón, por ejemplo, pierde entre 4 y 5 litros de agua durante una carrera. Es de vital importancia en estos casos reponer estas pérdidas de líquido bebiendo durante la carrera, ya que la deshidratación _ puede hacer imposible que el organismo regule su temperatura.

Beber-liquidos

Nuestro organismo obtiene agua de los alimentos líquidos y sólidos. En el metabolismo de los hidratos de carbono, las grasas y las proteínas también se produce agua. Las principales vías por las que se pierde el agua corporal son la orina (y pequeñas cantidades en las heces), el sudor y el aire húmedo exhalado durante la respiración.

Agua del grifo y agua mineral

Ambos tipos contienen cantidades considerables, aunque muy variables, de minerales. El agua que ingiere diariamente una persona de constitución normal, dependiendo de dónde vive, proporciona un pequeño porcentaje de sus necesidades dietéticas diarias de algunos minerales, como el flúor, el calcio y el magnesio, pero un porcentaje casi inapreciable de las necesidades dietéticas de todos los otros minerales.

Beber líquidos con sales minerales, imprescindible antes y después de una actividad física

Antes  de empezar cualquier tipo de ejercicio por pequeño que parezca es aconsejable beber al menos un vaso de agua u otra bebida esto facilita el rendimiento y  facilita recuperar el líquido y los minerales perdidos a través del sudor, especialmente si la temperatura ambiental es elevada, sin embargo, los datos indican que ésta no es la práctica habitual.

Las sales minerales son esenciales para nuestro organismo, como éste no puede producirlas, debemos ingerirlas en nuestra dieta.

La sed no es un buen marcador para saber cuándo debemos hidratarnos. De hecho, cuando se manifiesta ya existe una pérdida, que oscila entre el 1- 3 por ciento de los líquidos del cuerpo. Por ello, es especialmente importante que niños y personas de la tercera edad beban sin tener sed, sobre todo estos últimos en los que esta sensación está mermada y se combina con menor segregación de saliva.

Es  recomendable beber unos 2 litros de líquido por persona y día.

Un comentario para “Equilibrio hídrico del organismo”

Deja un comentario

Bloque de enlaces
 
Camisetas deportivas
Camisetas deportes 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies